CON LA PÁGINA WEB A VUELTAS

No voy a engañarme, lo reconozco, soy bastante zote en esto de las nuevas tecnología por no decir nula, pero, en fin, es lo que hay, y aquí estoy de nuevo después de cinco años intentando poner de nuevo en marcha esta página web con la intención de llegar a amigos/as y lectores/as, de contaros por dónde ando, en qué estoy, etc. Así que, ¡bienvenidos/as!

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Arantza dice:

    Ze ondo hemendik ere jarraitu ahal bazaitugu…
    Galderatxo bat, aurten ere Durangoko azokan egongo zara? Ez zaitut ikusi webeko programazioan…
    Nire alaba Nurren superfan da, eta ez daki liburu berria atera duzula, baina kriston sorpresa hartuko du… Beraz, gustatuko litzaidake beragaz azokara joatea zuk liburua sinatzeko eta zu ezagutzea…
    Mila esker zure lanagatik!

  2. Concepción Dominguez dice:

    Buenas tardes.
    ¡Que suerte que encontré su página!
    La primera novela suya que he leído ha sido «Y todos callaron». La elegí porque desde hace un tiempo busco esas novelas que mencionan la guerra civil española y lo que sucedió después. Soy española, hija de un gallego que vivía en Lisboa, que con diecisiete años fue obligado a alistarte en Tuy, pero que nunca quiso contarme nada de esos tiempos tan oscuros. Me entero de lo que sucedió gracias a escritores, como Ud, que en sus novelas incluyen retazos de esa historia que los que la vivieron desean olvidarla.
    Meli, un personaje tan sufrido… En varias de sus intervenciones me cayeron las lágrimas, incluso en la despedida de su esposo. ¡Una delicia!
    Es una novela muy original, a mi entender, como el misterio de las vidas de Meli y Pepe se van entrelazando con la historia del narrador, su investigación y su nuevo amor.
    En fin, ¡una novela que me encantó!
    Saludos cordiales.
    Concepción, nacida en Barcelona, que vive en Buenos Aires, Argentina desde 1951.

    • Gracias Concepción por tu tiempo y tu interés!
      Tienes otra novela mía de ese estilo: «Llanto en la tierra baldía», que ocurre en tierras de Extremadura y Portugal, también durante la guerra civil.
      Como habrás visto, me centro en la gente de a pie, de la que nadie habla; los generales sí tienen quien les escriba!
      Un abrazo y gracias de nuevo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.