Los grafitis de mamáSINOPSIS

Este pequeño trabajo es una reflexión cargada de ironía sobre el papel del ama de casa, esa que “no trabaja”, se ocupa de su familia y de la de sus hijos e hijas, cuida de los parientes ancianos, vela a los enfermos, hace colas interminables en la consulta del médico para conseguir recetas y aguanta con estoicismo el paso de los años sin que la sociedad reconozca su trabajo y dedicación. Es un espécimen en vías de extinción que acabará expuesto en un museo de las ciencias bajo la denominación “Rara avis”.

Cuando yo era una cría, o no tanto, mi madre pintó las paredes de la cocina de nuestra casa. Fueron los primeros grafitis que vi en mi vida. Mujer con mucho sentido del humor, en lugar de enfadarse porque, al parecer, mi padre, mis hermanos y yo no la dejábamos dar su opinión acerca de los asuntos “mundiales”, pintó en las baldosas: “Estoy hasta el moño”, “Yo también tengo derecho a hablar”, y alguna otra cosa. Y no borró las pintadas hasta que le apeteció hacerlo.

Este libro es un homenaje a ella y a todas las amas de casa que han dedicado su vida a hacer posible que sus maridos, hijos e hijas hiciéramos posibles las nuestras.

PUBLICACIONES
Ediciones Maeva
Los grafitis de mamáLos grafitis de mamá

‘Los grafitis de mamá’ está publicada en trade y en bolsillo.