Lenguaje equívoco

Durante siglos una buena parte de la humanidad creyó, y todavía hay quien cree, que el hombre fue primero y que, después, vino la mujer para hacerle compañía, de acuerdo con lo escrito en la Biblia. No hace mucho, la ciencia comenzó a cuestionarse dicho tema entre otros, lo cual demuestra que no ha de tomarse al pie de la letra todo lo que está en los libros, aunque sean sagrados. Según afirman los científicos, la madre de la especie humana más parecida a la actual sería un hembra africana que existió hace millones de años.

Hace algún tiempo, estaba preparando una tortilla de patatas y escuché al director de un curso de verano universitario hablar por radio sobre “la presencia del hombre en Europa”. El hombre emigró, el hombre llegó a este continente procedente de África, el hombre… el hombre… Imagino que hablaba genéricamente, aunque no se le ocurrió utilizar otra palabra, como “ser humano” por ejemplo, que tampoco habría quedado mal. En ello estaba cuando de pronto le oigo decir que el 90% de los europeos descendemos de nueve varones africanos, y a poco se me quema la tortilla. Nueve varones ¡oye!, no seres humanos, no individuos, sino nueve machos intrépidos que existieron a lo largo de miles de siglos. Nueve tíos que debieron de reproducirse asexualmente como las amebas.

No soy del tipo militante lingüística que abomina del uso del género masculino cuando se habla de los dos sexos, ni de las que utiliza continuamente “los” y “las”, pero sí estoy convencida de que el lenguaje equívoco ha hecho mucho daño a las mujeres a lo largo de la Historia y continúa haciéndolo. Además, hasta que la ciencia no logre crear seres extrauterinos a partir exclusivamente de células, cromosomas, ADNs, o lo que sea, masculinos hará falta una hembra para que un nuevo ser vea la luz. Así es y así fue por mucho que algunos se tomen al pie de la letra la narración del Génesis, o que un científico me diga que desciendo solo de nueve varones de pelo en pecho llegados de África.

Comentarios (3)

  1. coincido intergramente con estos conceptos, y digo:
    1- Ya es hora de que se exprese en la literatura, oral y escrita, “ser humano”, en lugar de “hombre”
    2- Con todo respeto: La Biblia es una hermosa historia del pueblo judío. No es un libro científico. No admite raciocinio ni discusión. Se cree o no se cree, es una cuestión de FE. Tan diga de respeto como otras hipótesis.
    3-Mi eslabón perdido, en la historia de la evolución del “ser humano” es saber quién fue el primer ser humano, si fue hombre o fue mujer. Y en cualquier caso caso, cuando apareció y cómo el sexo opuesto. De acuerdo a la biblia fue hombre y la mujer fue creada como una necesidad para el hombre. Quisiera saber la versión de la ciencia.

  2. En realidad, en Génesis 1:27 dice: “Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.”
    Aunque luego, en Génesis 2:18 dice: “De la costilla que el Señor Dios había tomado del hombre formó una mujer y la llevó ante el hombre.”

    Por lo tanto los propios autores del Antiguo Testamento se contradicen. Sin embargo, el Libro tardó unos 1.000 años en ser escrito y los primeros textos están fechados hace 2.900, muy pocos si se tiene en cuenta que nuestro antecesor más directo data, como poco, de hace 3 millones de años… Es una magnífica novela con mucha imaginación, que ha condicionado religiosa, social, política y moralmente no solo a judíos, también a cristianos y musulmanes.

    La fe de no es creer en lo que no se ve, es creer en lo que nos han dicho que había que creer. Si una persona creciera sola en una isla, sin nadie que le dijera en qué debía creer, ¿en qué creería?

    De todos modos, a parte de la curiosidad, tampoco tiene gran importancia saber quién fue antes, si el hombre o la mujer. Lo único cierto es que estamos aquí y que todos y todas deberíamos tener los mismos derechos, las mismas obligaciones, y las misma oportunidades.

  3. Exactamente, la biblia es un libro, una historia escrita por hombres, con los fallos y aciertos que conlleva la condicion del ser humano. Una historia moldeada al gusto de quien la escribe, y que utiliza la “fe” como yugo para seguir manteniendo a la mujer en su condicion de “ser inferior”. Una historia llena moralejas, a las que unos cuantos…o unos muchos…les han dado rango de verdad absoluta. A mi entender, las religiones, no solo la católica.. la musulmana… etc, utilizan sus escritos para atemorizar y manejar al pueblo. Como bien dice el dicho… la religion es el opio del pueblo…en fin, quien fue primero? pues a mi me da igual, lo unico importante es que puedo hacer yo para que mi hija y mi hijo el dia de mañana sean tratados por igual.

Dejar un comentario