amazeme-book-maze-cmv-arquitectos

En defensa de las editoriales, pequeñas

Acabo de leer un informe de la Asociación de Gremios de Editores en el que se afirma que la caída de ventas ha sido del 40,6% en seis años. Me he molestado en leer algunas opiniones anónimas al respecto y, desde luego, las hay para todos los gustos. Hay mucho “sabido” que, en realidad, no tiene ni idea de lo que es el mundo editorial, así que he pensado que tal vez a alguien le interesaría conocer mi opinión, ya que llevo dieciséis años en esto y algo sé.

Una de las quejas más generalizadas es la manida “solo se publica a los autores conocidos”, cierto en parte, pero no en todo. Ninguno de esos autores “conocidos” lo eran cuando empezaron, cuando escribieron su primer libro y fueron editorial por editorial esperando que alguien se fijara en ellos. Es verdad que algunos, pocos, son apadrinados por razones diversas; las grandes editoriales apuestan de vez en cuando por alguien y lanzan todo su armamento mediático para promocionar su libro, pero no todos funcionan o, lo que es peor para un escritor/a, caen en el olvido después de dicho primer éxito.

Otra de las quejas, la más común, es el precio de los libros. Es habitual la acusación de que las editoriales literalmente se forran. Bien, pues la relación habitual es la siguiente: autor 10%, editorial 30% y distribuidora + librería 60%, y el 4% de IVA que va a Hacienda.

El autor/a es, sin lugar a dudas, una materia prima barata donde las haya, sin sueldo fijo, vacaciones, SS, y demás, que solo depende de la aceptación o no de los lectores para poder seguir en el oficio.

La editorial, por su parte, debe cubrir los costes de corrección de la obra, del diseño del libro y de la portada; la traducción si la obra original es en otro idioma; la maquetación; las revisiones; la impresión; la promoción y prensa del libro (marketing), además de hacerse cargo de los ejemplares devueltos por el distribuidor y el punto de venta, acarreando los costes de almacenamiento y los de incineración si se destruye la edición.

El distribuidor asume los costes de transporte del libro al punto de venta; de ida y de vuelta, porque el libro que no se vende vuelve al editor por medio del distribuidor, y el mantenimiento de su red comercial que presenta las novedades a las librerías. A su vez, el punto de venta asume el coste de una infraestructura donde colocar y exponer los libros para la venta al público, más los recursos humanos para ejecutar la venta.

Los grandes grupos editoriales, que por lo general también son dueños de imprentas, distribuidoras y librerías, dominan el mercado del libro. Son ellos los que han saturado el mercado, los que utilizan los premios como medio de promoción, y compran literalmente a los escritores/as que más éxito tienen.

Pero también están las pequeñas editoriales que luchan por mantenerse con dignidad, que sí que editan a autores no conocidos, apenas reciben atención por parte de los medios de comunicación y, por la misma razón, no llegan al público lector como las grandes. No metamos por tanto a todos en el mismo saco.

Comentarios (4)

  1. Mª del Carmen Estévez Rebollo - Responder

    Buenas tardes. Como muchos años de mi vida, comparto con alegría unos días de vacaciones con mis amigos de Vitoria aprovechando las fiestas de la Blanca. En esa bella ciudad siempre descubro cosas nuevas. Este año he descubierto a una escritora. Usted me ha dado momentos literarios sencillos y a la vez bellísimos con La flor de la Argoma. “Una vez más, Bittor acudió al único lugar donde su alma atormentada era capaz de recuperar el sosiego” Eso me ha ocurrido a mí al zambullirme ansiosa en las páginas de su libro. Gracias por hacerme descubrir. Desde ahora, su fiel lectora.
    Disculpe que haya aprovechado este lugar para ponerme en contacto con usted. Un sincero abrazo y larga vida literaria.

    • Hola Mª del Carmen, cada nuevo lector/a es un reto y un placer al mismo tiempo. Gracias por darme la oportunidad de contarte una de mis historias y me alegro mucho de que te haya gustado. Espero que volvamos a encontrarnos entre las páginas de un libro, hasta entonces un abrazo

  2. No se con exactitud,cuanto hace que descubrí, a esta escritora ,la cual disfruto con sus libros,hará un año ,poco mas y espero seguir teniendo momentos tan entrañables con su trabajo .Solamente dar las gracias .

Dejar un comentario