einstein-ignorancia

Cultura general

Me libraré de dar clases a nadie, pero últimamente he tenido ocasión de escuchar o leer en diversos medios expresiones tales como: “detenidas dos personas de nacionalidad hindú”, “el islamismo mata”, “hablaban judío”, “terroristas musulmanes”, “atuendos árabes”, y otras perlas por el estilo.

Que alguien hable de nacionalidad hindú, cuando el hinduismo es una religión, dice muy poco de su cultura; sería lo mismo decir que se ha detenido a un tipo de nacionalidad católica o budista. El judío no se habla, se habla el hebreo, y tampoco hay una nacionalidad judía, sino israelí, e israelíes son tanto los judíos como los árabes que viven en Israel. El islamismo no mata, al igual que no lo hace el cristianismo ni el judaísmo; otra cosa es que lo hagan personas de esas religiones, como lo hicieron los conquistadores en América, como lo hicieron los occidentales en Irak, y los serbios en Sbrenica, y nadie dice que el cristianismo mata. Tampoco es correcto hablar de terrorismo musulmán, porque eso sería como hablar de terrorismo católico o protestante aquí, en Irlanda o en el Congo. ¿Y qué son atuendos árabes? ¿Las túnicas largas utilizadas en todos los países calurosos incluidos los del África negra, India o Indonesia?

Decir árabes es como decir europeos o americanos. Ni todos los árabes son musulmanes, ni todos los musulmanes son árabes, ni es árabe todo el que habla la lengua árabe, ni existe la nacionalidad árabe como tal. Hay decenas de pueblos diferentes que se extienden por el norte de África y Oriente Medio; algunos son árabes y otros no. Y por cierto, al igual que los judíos, los árabes también son semitas, todos ellos descendientes de Sem, hijo de Noe, según la Biblia.

Hablamos con mucha alegría de cosas que desconocemos, metemos en el mismo saco nacionalidades, religiones y culturas muy diversas, sin conocer su historia ni su andadura, y repetimos como loros lo que muchos políticos, periodistas, tertulianos y presentadores de radio y TV dicen con todo el aplomo del mundo cuando, en realidad, no tienen ni idea de lo que hablan y, si la tienen, ¿por qué nos confunden?

Comentarios (2)

  1. Tengo un ejemplar dedicado por Vd. de \”La flor de la argoma\” con un problema de páginas repetidas y otras que faltan ¡al final del libro!. Creo que lo compré en Medina de Pomar, ¿que puedo hacer?
    Saludos afectuosos de su seguidor

Dejar un comentario